La moda, como muchos saben, es una de mis grandes pasiones. Pero además, es también uno de los temas más representados hoy en día en la web.

Las redes sociales han supuesto para las marcas de moda la herramienta perfecta para conectar con sus clientes online. Al igual que el social media, la moda es una forma de expresión y aunque esto ocurra a veces de forma inconsciente, la ropa que llevas refleja tu estado de ánimo y tu personalidad, al igual que tus tweets y tus publicaciones en instagram.

Las ventajas son muchas, una marca de moda que cuente con una atractiva presencia online es capaz de estimular visualmente a sus clientes potenciales y transmitirles de forma directa el concepto artístico de la marca.

El social media ha cambiado la forma en que las marcas y los clientes se comunican, ahora esta comunicación es bidireccional y supone un cambio en la experiencia de compra del consumidor de moda, en muchos casos mejorándola.

Si consigues que tu cliente hable de tu marca y productos con pasión en las redes sociales, el boca a boca hará que tus clientes potenciales se conviertan en nuevos clientes.

Si puedes usar tu presencia en medios sociales para proyectar el estilo de vida, o las sensaciones a las que aspira tu publico objetivo, tus clientes estarán comprando algo más que un producto o servicio.

La moda es una forma de auto expresión, que está en un continuo estado de cambio. Los medios sociales son el sitio perfecto para el mundo de la moda pues desarrolla conversaciones con sus consumidores. La evolución de las tendencias se puede capturar perfectamente a través de los diferentes tipos de social media, y muchas marcas están ya haciendo eso exactamente. No importa si vendes alta costura o ropa low cost, mantenerte en el top con tu presencia en medios sociales y desarrollando una estrategia social que evolucione con la marca es la llave para mantenerte por delante de tu competencia.